TRAS DEBATE DE CONTROL POLÍTICO, CONCEJALES RECONOCEN GESTIÓN DE GERENTE DE PASTO SALUD ESE.

Para responder al cuestionario de 12 puntos formulado por el señor Concejal Álvaro Figueroa Mora,  con el propósito de dar claridad a las denuncias elevadas el pasado 16 de marzo,  por Harold Ramírez,  ex contratista de la Empresa Social del Estado Pasto Salud,  en torno a presuntas irregularidades administrativas, la gerente de la entidad Ana Belén Arteaga, acudió al recinto de sesiones y en una amplia exposición y con documentos en mano, desmintió uno a uno los señalamientos realizados en contra de la entidad de salud.

En principio la funcionaria, desmintió las afirmaciones del señor Harold Ramírez, referente a un  “paseo” de 140 funcionarios, argumentando que la Empresa Pasto Salud ESE, mediante resolución 299 de junio de 2017, de acuerdo al estudio de necesidades,  adoptó el plan de bienestar social al amparo del ordenamiento legal, y asignó la suma de $53.560.000, de pesos, de los cuales $44.750.000 de pesos; fueron otorgados a 108 empleados tanto del nivel asistencial como administrativo en un monto igual a cada uno de $414.360, pesos, dineros que fueron utilizados en el componente recreativo, deportivo y vacacional (actividad recreativa), donde se realizaron desplazamientos a diversos lugares del País y del Ecuador, con la salvedad que si el costo excedía en el monto asignado del beneficio, el empleado debería sufragar el excedente de su propio bolsillo y negó categóricamente que se haya producido viaje alguno a San Andrés ni en funciones laborales o de turismo.

La gerente de Pasto Salud ESE, Ana Belén Arteaga Torres, quien estuvo acompañada por un grupo de funcionarios de la entidad, respondió cada uno de los puntos del cuestionario demostró un buen ejercicio administrativo y financiero, sin desconocer que se presentaron algunas deficiencias en el tema de medicamentos, hecho que motivó a tomar decisiones disciplinarias contra los implicados.

La funcionaria señaló que en el tema de medicamentos, entre junio y septiembre de 2016 durante visitas de inspección vigilancia y control realizadas por el Instituto Departamental de Salud de Nariño de manera oficiosa, y no por denuncia alguna, encontró 120 productos y no 2.000 medicamentos vencidos como aduce el denunciante, además estos productos ascendían a un valor total de $25.550 pesos,  los cuales fueron cancelados en su momento por los responsables directos del manejo de los elementos,  sin que se haya producido detrimento patrimonial, además la cifra de $4 mil millones de pesos, mencionada por el denunciante dista completamente de la realidad.

Añadió la vocera de pasto Salud ESE, que de los 120 productos, 90 de ellos fueron decomisados a causa de tener el registro sanitario vencido de Invima. Aclaró en este punto que  tanto el laboratorio farmacéutico BCN, así como el Invima, entregaron el acto administrativo y el concepto técnico, en los cuales se aclaró que se podían consumir estos medicamentos hasta la vigencia de su vida útil, pese a que el registro de Invima estuviese vencido debido a que Pasto Salud, era el consumidor final del medicamento, dicha documentación se allego al IDSN para sus fines pertinentes.

En el tema de resultados de gestión jurídica externa, en el año 2016,  se cancelaron alrededor de $16.000.000 de pesos anuales para un solo abogado, que manejaba aproximadamente 140 procesos, y que por no incluir la póliza de la compañía de seguros, a la empresa le corresponde pagar más de $988.000.000 de pesos; mientras que en el 2017, se ha cancelado alrededor de $165.000.000 de pesos,  anuales a una empresa que cuenta con 11 abogados y que a la fecha ha conseguido resultados favorables por más de $1.627.000.000 pesos, como consecuencia de procesos ganados y/o conciliados.

En los estados financieros emitidos por la firma auditora; que ejerce la Revisoría Fiscal, estableció que La Empresa Pasto Salud ESE, con base en el estado integral de resultados, generó una utilidad, por un valor de $8.582.000.000 de pesos, a 31 de Diciembre de 2017, desvirtuando lo denunciado, que esos resultados son falsos.

Por su parte, el denunciante quien se autocalifica como presidente de la unidad anticorrupción y Veedor ciudadano, Harold Ramírez,  concentró su denuncia en manifestar que al amparo de la Ley cualquier ciudadano puede ejercer funciones de veeduría y enfatizó que cuenta con pruebas que en su momento le entregó a la Fiscalía respecto a presuntas anomalías registradas desde la gerencia de la entidad Pasto Salud ESE sin presentar ante los concejales y la entidad denunciada, documentos que avalen sus apreciaciones.

Además el denunciante,  reiteró que continuará con las denuncias al respecto.

Tras escuchar a las partes comprometidas en el debate de control político, los 19 concejales del Municipio de Pasto, coincidieron en manifestar que la corporación se ha caracterizado por brindar todas las garantías a los veedores ciudadanos y como en este caso, la tarea contribuye a dar claridad sobre el manejo en las entidades públicas.   Respecto a la gestión adelantada por la gerente de Pasto Salud ESE, los cabildantes,  destacaron y reconocieron el trabajo de la funcionaria que ha logrado posicionar a la entidad como una de las de mejor proyección financiera.

Por su parte, el concejal citante del debate, Álvaro Figueroa Mora, manifestó su inconformismo acerca de la selección de un contratista para adelantar labores distintas al objeto de su razón social y al manejo de los medicamentos, aspecto que señaló lo llevará a formular una denuncia contra el Invima, por no haber actuado conforme a la Ley poniendo en riesgo a los usuarios de Pasto Salud ESE, señalando que un solo medicamento vencido puede causar la muerte a un paciente.

Al concluir el debate, la titular de Pasto Salud ESE, Ana Belén Arteaga hizo saber a los concejales del Municipio de Pasto, que interpuso ante las autoridades correspondientes dos recursos penales y un recurso civil por los daños causados al buen nombre de la entidad por parte del señor Harold Ramírez.